Cerámica Moorcroft


Moorcroft pottery, ceramica moorcroft, ceramica inglesa, english pottery, art nouveau

No hay duda de que la cerámica, como objeto y expresión artística, ha acompañado al ser humano desde que éste pudo hacer un recipiente de barro. El arte de casi todas las civilizaciones, durante toda su historia, ha quedado de una forma u otra plasmada en objetos de cerámica.


Hoy en día, la cerámica no ha dejado de cumplir esa doble tarea, tanto de objeto funcional como de obra de arte. Un excelente ejemplo es la cerámica vidriada, que no solo tiene un aspecto utilitario sino además un aspecto netamente estético.

 

Éstas piezas, por ejemplo, están disponibles en nuestra tienda ahora.

 

Las primeras piezas de arte en cerámica vidriada producidas por la fábrica inglesa Moorcroft LTD fueron diseñadas por su fundador William Moorcroft en el año de 1897. Moorcroft, egresado de la Real Academia de Artes de Londres, fue nombrado alfarero real en el año 1928, después de haber recibido muchos premios y reconocimientos a nivel internacional por sus elegantes y coloridos diseños.


Durante toda su historia esta empresa se ha distinguido no solo por la excelencia y calidad de sus productos, sino también por la innovación y elegancia de sus diseños. Ambos factores la han convertido en un favorito entre los entusiastas de cerámica.

 

En este video vemos cómo se hace y decora la cerámica Moorcroft. La atención a todo detalle, la muy alta calidad en diseño y elaboración son características de la célebre marca.

 

Los cientos de novedosos diseños que se han fabricado a lo largo de sus más de cien años de producción la colocan en la vanguardia de la cerámica de colección a nivel mundial. Contando entre sus clientes regulares a muchas celebridades, incluida a la Reina Isabel Segunda de Inglaterra, quien, periódicamente, añade piezas a su colección personal de cerámica Moorcroft.

 

Es fácil ver por qué Moorcroft goza de tanta fama.

 

Tal es la reputación de las piezas producidas desde su comienzo por Moorcroft que hoy son consideradas como obras artísticas, por cuenta propia, y como excepcionales oportunidades de inversión a futuro. Lo anterior tomando en cuenta el creciente número de coleccionistas que buscan iniciar una colección, agregar alguna pieza o llenar algún faltante en sus colecciones. También son populares entre el creciente número de personas que buscan agregar un toque de elegancia a la decoración de sus casas o lugares de trabajo con una pieza de cerámica de excelente calidad y diseño.